Regresando a pelear

| 4 minutos de lectura

La semana pasada, después de casi 2 años sin luchar. Unos meses llenos de problemas, eventos que cambiaron mi vida, inactividad y una larga recuperación de lesión; Entré a la jaula de nuevo.

Mientras que me llegue a centrar más en mi carrera de diseño e incluso pensé por un momento que quizás era hora de colgar los guantes. A medida que pasaba el tiempo, no me sentía el mismo y no estaba contento con esta versión de mí, me di cuenta de que un régimen de entrenamiento diario y lo más importante … Retos de alto nivel. Me hacen una mejor persona.

Después de 15 años, entrenar y competir se ha convertido en algo natural para mí, he estado teniendo dificultades para etiquetarme a mí mismo. Siempre tengo problemas para responder una pregunta tan común y frecuente como “¿A que te dedicas?”

A veces mi respuesta cambia dependiendo de la persona o la situación, hace 10 años decía, soy diseñador gráfico, que cambió a diseñador web y peleador en tiempos libres, luego a peleador profesional y diseño en tiempos libres, luego llego toda la locura de ser diseñador UI / UX, IX, producto digitales, etc. La mayoría de las veces mantuve las peleas de manera personal.

Muchas personas aconsejan a elegir una cosa y quedarse con esa etiqueta, pero no puedo, sé que tarde o temprano voy a tener que hacerlo de alguna manera, ya que no veo muchos peleadores en sus cuarentas y estoy seguro de que será difícil, pero es por eso que estoy disfrutando de mi cuerpo tanto como puedo.

La llamada para el combate llegó en un momento perfecto, estaba en Florida ayudando a mi amiga y peleadora del UFC Jessica Aguilar para su próximo compromiso. Así que estaba teniendo excelentes entrenamientos en American Top Team de 2 a 3 veces al día mientras trabajaba de forma remota. Si estás lo suficientemente organizado, si se puede tener un trabajo de tiempo completo. No digo que sea fácil, pero es factible.

Después de aceptar que la pelea tuve otras 2 semanas ahí en American Top Team, volví a Monterrey por 2 semanas de entrenamiento y mi última semana a Houston con mi segunda familia en 4oz. Fight Club. Me sentía listo para regresar.

No voy a mentir, me sentía mucho más nervioso de veces pasadas. Me preocupaba un poco ese “Ring Rust” del que tanto se habla. Mi condición también, ya que no pasó mucho tiempo desde que empecé a entrenar de nuevo después de tener el período de inactividad más largo de mi vida.

Pero la pelea era para LFA (Legacy Fighting Alliance), la mejor organización de MMA que no se llame UFC o Bellator. Así que sabía que era una oportunidad increíble que tenía que aprovechar al máximo.

Una hora antes de que comenzara el evento, fui a sentir la jaula, me subí y visualicé la pelea. Ahí fue cuando todo volvió de nuevo, al caminar para tener una idea de las dimensiones, la textura de la lona en mis pies, el sonido que hace la reja cuando empujo mi espalda contra ella, las luces encima de mi. Simplemente se sintió bien, que pertenezco aquí.

Cuando llegó el momento, hice la caminata sin ninguna duda en mi mente. Estaba emocionado y feliz de estar allí, ser parte de esto con este gran desafío frente a mí.

Gané, se fue a decisión. Los primeros 2 rounds fueron míos, fue entonces cuando sentí la inactividad y para el último round me cansé mucho, pero también le doy crédito a mi oponente, quien presionó el ritmo y salió tratando de finalizar la pelea, por lo que estoy agradecido, fue una gran prueba.

Hay muchas cosas que podría mencionar, como el viaje en carro de 10 horas que mi esposa hizo para llegar a la arena una hora antes de mi pelea, verdadero ❤️ que me dio un impulso extra en los momentos que tuve de problemas en la último round.

En cuanto al futuro, continuaré probándome a mí mismo. No voy a elegir una carrera por otra, soy una mejor persona cuando hago ambas cosas. Soy más feliz y eso da como resultado un mejor trabajo, código, diseños, soluciones, entrenamientos, peleas.

Sé que no estoy solo, así que saludo a todos los que no pueden elegir solo una cosa y están tratando de lograrlo sin renunciar sus múltiples pasiones. Y para cualquiera que esta pensando en hacerlo y están dudando… Solo inténtalo, no te concentres en los resultados sino en tu felicidad.

Mi esquina y yo después de la victoria